fbpx

Tipos de Batidoras: ¿Qué uso darles?

De todos los electrodomésticos y pequeños electrodomésticos que tienes en casa, la batidora es uno de los más polivalentes. Desde amasar, a picar, e incluso a pulverizar, la batidora se puede usar con alimentos sólidos y líquidos.

Puedes crear salsas, mezclar ingredientes para una masa, triturar verdura y fruta e incluso puedes picar carne, entre muchas otras cosas. Además de ser muy útiles, las batidoras destacan también por su precio. Resultan imprescindibles para algunas recetas como purés, mayonesa, bizcochos…

Tipos de Batidoras

En la actualidad, existen tres tipos de batidoras en el mercado. La batidora de mano o brazo, batidora de vaso y la amasadora. Sus respectivos nombres son los indicadores de sus principales funciones.

Batidoras de Mano o Brazo

Estas son las más habituales y las que podemos encontrar en casi cualquier hogar. Por lo general suelen tener diferentes velocidades y las más completas vienen con diferentes brazos metálicos. El más habitual es el de cuchillas, pero algunas también tienen brazo de varillas. Este tipo de batidora es perfecta para salsas que necesitan de emulsión, como la mayonesa o el alioli, ya que manualmente se puede definir la velocidad y el movimiento del brazo introduciendo más o menos aire.

Batidora de vaso

Este tipo de batidoras son muy cómodas para triturar líquidos ya que a diferencia de las de brazo, no hay superficie abierta por lo que no corremos el riesgo de que salga el liquido y ensucie todo. Perfectas apara smoothies, purés u otro tipo de platos que requieran de un triturado perfecto y preciso consiguiendo una textura homogénea y líquida.

Batidora amasadora

Como su propio nombre indica, la función principal de este tipo de batidoras es amasar. Son perfectas para mezclas no tan líquidas como las batidoras de vaso, y a en las que requerimos de un mezclado homogéneo pero lento (muchas veces), sin triturar del todo los ingredientes. Muy utilizadas en masa para pasteles, bizcochos, brownies… repostería en general. Este tipo de batidoras suelen ser las más caras, las que ocupan más espacio y son más complicadas de usar. También es cierto que algunas, además de amasar, están pensadas para tener la función de un robot de cocina, por lo que dependiendo de lo que busques, puede que te sea rentable.

Otros aspectos a tener en cuenta

Lo primero, es elegir el tipo de modelo que mejor encaja con tus necesidades, una vez lo tengas claro para qué vas a utilizar tu batidora, también deberás de tener en cuenta los siguiens aspectos para tomar una buena decisión:

  1. Peso y tamaño: es importante saber que si no cuentas con mucho espacio en la cocina, una batidora de vaso grande o una amasadora tienen mayores dimensiones. Existen alguna batidoras pequeñas de vaso, pero no son las más comunes y se utilizan para batir cantidades pequeñas de comida. Si que ocupe poco espacio es una prioridad para ti, opta por las de brazo.
  2. Potencia: hoy en día casi todas tienen una potencia suficiente para triturar bien los alimentos, pero si te gusta que la textura sea completamente homogénea, te recomendamos optar por una con buena potencia.
  3. Accesorios: como bien mencionábamos en la batidora de brazo, algunas vienen con otro brazo de barillas u otros accesorios, que según para qué, puede ser muy útil. Te recomendamos informarte de con qué otros accesorios viene o cuales se pueden comprar a parte, nunca se sabe si podrás llegar a necesitarlos.

Si todavía sigues teniendo alguna duda sobre qué batidora compar, no dudes en contactarnos y te asesoraremos encantados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el Chat