fbpx

Patinete eléctrico vs Bici eléctrica

Con el paso de los años han ido apareciendo nuevos medios de transporte. Este Blog en concreto lo vamos a dedicar a dos medios de transporte urbano relativamente jóvenes. De esta forma, queremos ayudarte a ti, a dar con el medio de transporte que mejor se adapte a tus gustos y necesidades. Pues como en cualquier medio de transporte, son muchos los aspectos a tener en cuenta antes de comprar. ¡Acompáñanos en este blog de bicicletas eléctricas vs patinetes eléctricos!

El Patinete eléctrico es más económico

Si quieres tirar por la opción más barata, sin lugar a dudas deberías decantarte por un patinete eléctrico. Pues la bicicleta suele tener un precio bastante más elevado que el patín.

¿A qué se debe esto? Para empezar, la bicicleta cuenta con más piezas por lo que su composición es más compleja. La pieza que marca la diferencia es el motor eléctrico, este suele ser más potente y con mayor autonomía.

Para que te hagas una idea más clara, vamos a traducirlo a números: Si buscas un patinete eléctrico que cumpla con los requisitos de diseño, potencia y autonomía, puedes encontrarlo por un precio que oscile entre los 250 y los 400 euros. El precio de una bicicleta eléctrica suele estar por encima de los 1000 euros, aunque puedes encontrar modelos más simples, compactos, y limitados por un precio de entre 600 y 800 euros.

Si eres un amante del pedaleo y ya cuentas con una bicicleta, queremos comentarte la posibilidad de electrificar tu bicicleta. Hoy en día un gran número de talleres cuentan con la capacidad de añadirle un motor eléctrico a una bicicleta regular. Esta opción es la más asequible; con una suma de entre 400 y 600 euros puedes conseguir el kit perfecto para transformar tu bicicleta.

El rey de lo compacto es el patinete

Si buscas una opción que sea fácil de guardar y transportar, el patinete es tu opción perfecta. Estos aparatos son por lo general menos pesados que las bicicletas. Además, cuentan con un sistema de plegado cada vez más avanzado que lo convierte en una opción ideal para transportarlo.

Los patinetes eléctricos sueles ser utilizados para trayectos de último kilómetro. ¿Qué son los trayectos de último kilómetro? Aquellos en los cuales te mueves de tu casa a la parada de transporte público que vayas a utilizar y viceversa. También puedes utilizarlo como medio de transporte en ciudades grandes; si quieres aparcar más lejos, el patinete te facilita el trayecto del parking hasta tu destino.

Aunque pueda parecer que hacer el trayecto extra con patinete conlleve una pérdida de tiempo y energía, es todo lo contrario. El simple hecho de estar moviéndote con el patinete eléctrico te supone un ahorro de gasolina a la hora de buscar parking en una zona céntrica. Y sobre todo, ahorras tiempo desplazándote después, pues vas bastante más rápido que yendo a pie (25km/h en patinete vs 5-7 km/h a pie).

La bicicleta eléctrica gana en autonomía

Como hemos comentado en el apartado anterior, el motor de la bicicleta es más potente, por lo que gana en autonomía. Estas, pueden llegar a aguantar trayectos de incluso 80 km, frente a los 25-45 km de autonomía de un patinete.

Los valores son determinados por el fabricante bajo unas condiciones idóneas: terreno llano, sin viento y conducido por una persona de 70 kg máximo. Las bicicletas normalmente superan los 13.000 mAh, en comparación con el patinete que están entre los 6.000 mAh y 8.000 mAh. Las bicicletas más simples y compactas que hemos comentado antes, cuentan con una menor potencia, unos 4.000mAh y 6.000 mAh.

Elige la bicicleta por su versatilidad

Por el simple hecho de tener un motor más potente, la bicicleta es la opción más versátil en terrenos complejos. Mientras que el patinete eléctrico está diseñado para trayectos urbanos cortos, la bicicleta tiene mayor autonomía. Te permite subir cuestas de mayor inclinación, ir por terrenos más irregulares, etc.

Es cierto que los patinetes han ido superándose (y van a seguir haciéndolo), hasta llegar al punto de ser capaces de subir pendientes de 15 grados de inclinación. Sin embargo, en este aspecto siguen estando bastante por detrás de la bicicleta eléctrica.

Batería y mantenimiento

El último punto de este debate entre patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas va a ser en torno de la batería. Primero, informarte de el tiempo de carga de cada una: Lógicamente, la batería de la bici va a tardar más en cargarse que la del patín. Esta tiene más autonomía y requiere de una mayor potencia para movilizar el aparato más pesado. Tengas el aparato que tengas, recuerda consultar con los horarios de la luz y asegúrate de cargarlos en hora valle para lograr un mayor ahorro en la factura de luz.

En cuanto al mantenimiento, el de la bicicleta será también más complicado y costoso. La bicicleta eléctrica se compone de un número mayor de piezas y un diseño más complejo. Por lo que buscar piezas de recambio se puede complicar.

¡Gracias por acompañarnos en este blog de bicicletas eléctricas vs. patinetes eléctricos!Dicho esto, desde BSQ esperamos haberte ayudado a salir de dudas. Y recuerda, si tienes alguna otra consulta sobre patinetes, bicis eléctricas o algún electrodoméstico, no dudes en contactarnos. ¡En BSQ, queremos ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el Chat