fbpx

CÓMO ELEGIR UN LAVAVAJILLAS NUEVO

El lavavajillas ha pasado de ser un artículo de lujo que pocos podían permitirse, a ser un electrodoméstico con gran protagonismo en nuestra cocina. A pesar de esto, antes de comprar es importante saber diferenciar entre tamaños, colores, diseño, capacidad, eficiencia energética, etc.

Cada cocina es un mundo; con su color, diseño, electrodomésticos y demás. Por eso, es importante elegir el lavavajillas que mejor se adapte a tus necesidades. Desde BSQ, esperamos que estos tips te ayuden a elegir el lavavajillas que mejor encaje en tu hogar.

1. Tamaño

A la hora de comprar un lavavajillas, no puedes mirar solamente cuál es el más barato o el más eficiente. Has de tener en cuenta todas y cada una de las características de tu cocina y elegir bien el tamaño:

Grande: Suelen ser de 60 cm, con un mínimo de 12 servicios. Este tamaño es ideal para una casa familiar, o un hogar con más de 3 personas por su gran capacidad de carga.

Estrecho: De 45 a 60 cm de ancho, cuentan con menos capacidad de carga. Perfecto para pisos de pareja o tres covivientes como máximo.

Compacto: Un lavavajillas de este tamaño suele tener un ancho menor a 45 cm y la altura suele ser bastante menor en comparación con los otros dos tipos. Son ideales para usos ocasionales, apartamentos vacacionales o viviendas donde no se utiliza a diario.

2. Color

El color del lavavajillas es de las características menos problemáticas a la hora de comprar. Salvo algunos modelos y marcas, los colores suelen ser bastante sencillos: blanco, negro, y acero inoxidable.

3. Diseño

El diseño del lavavajillas va a tener un rol importante también, pues tiene que mantener la harmonía con el resto de la cocina. Podemos distinguir entre independientes, integrables, y semi-integrables. La intención del diseño es mimetizar el modelo con su entorno, desde el diseño más rústico hasta el más moderno.

Independientes: Solo requieren de una toma de agua para su instalación.

Integrables: Requieren algún tornillo de más par su instalación. Este tipo se integra (como su nombre indica) dentro de un armario y deja de ser perceptible a los ojos desde fuera.

Semi-integrable: Estos permiten la colocación de un panel a juego con el mobiliario que también camufla el electrodoméstico de cara al exterior.

A parte de esto, cabe recalcar que el diseño también está en el interior. Tanto para la distribución de tu vajilla, como para los cubiertos.

4. Capacidad

Por lógica, la capacidad de un lavavajillas vendrá determinada por su tamaño. Esta no se indica por litros o kilos com en una lavadora o una nevera, sino por cubiertos:

12-16 Cubiertos: Lavavajillas grandes, para familias numerosas u hogares con 4 integrantes o más.

7-11 Cubiertos: Lavavajillas estrechos, ideal para viviendas de pareja o 3 integrantes máximo.

6 o menos cubiertos: Para pisos de una persona o viviendas donde se use ocasionalmente (lavavajillas compacto).

5. Eficiencia energética

Una de las caracteríasticas que más preocupa al comprador es el gasto energético del lavavajillas. Si quieres contribuir al bienestar económico del hogar y aportar tu granito de arena al medio ambiente, la mejor decisión para ti es decantarte por electrodomésticos de clase A. Como ya hemos comentado en nuestro Blog de Etiquetas Energéticas, la tabla energética va de la A a la F; siendo la letra A la más eficiente y la F la que menos.

En principio, los lavavajillas (y resto de electrodomésticos) de clase A son los más caros en la tienda; sin embargo, a largo plazo vas a ahorrar más en energía que con un lavavajillas menos eficiente a largo plazo.

6. Nivel de ruido

La media de ruido en un lavavajillas ronda entre 41 y 51 decibelios (dB). A pesar de estos niveles, existen modelos que están por debajo, y otros que se mantienen por encima (más común en modelos antiguos). Al fin y al cabo, no hay nada más molesto que un electrodoméstico ruidoso, y más por la noche.

7. Programas de lavado

Es importante que sepas distinguir entre los programas de un lavavajillas para contribuir al ahorro energético del hogar. Los programas ECO y de lavado en frío, te van a ayudar en este aspecto, pues no gastan energía en calentar el agua.

Distinguir qué lavavajillas te beneficiará más a largo plazo gracias a conocer la utilidad de sus programas te ayudará a ahorrar. Pasa los platos por agua para quitar la suciedad más superficial y restos de comida antes de introducirlos en el lavavajillas. Esto te ayudará a conseguir una mejor limpieza y prolongará la vida de tu electrodoméstico.

Si después de esta lectura todavía tienes dudas, contacta con nosotros! En BSQ queremos ayudarte a elegir los mejores electrodmésticos para tu hogar o negocio. Dando un servicio personalizado, cercano, flexible y sostenible. Ponemos a tu alcance los productos que necesitas en tu día a día.

Abrir el Chat