fbpx

Campanas de extracción: ¿Cómo elegir?

Una campana de extracción filtra, evacua y expulsa olores, humo y grasas de tu cocina. Si estás buscando una campana para tu cocina y no sabes cuál elegir; a continuación te explicamos punto por punto lo que debes saber para escoger tu nuevo extractor. ¡Vamos allá!

1. ¿Qué tipo de campana necesitas?

Las campanas de extracción se dividen en dos familias dependiendo de si tienen conducto de ventilación hacia el exterior o no:

Campana de Succión

La campana de succión aspira el humo, los olores y demás partículas de tu cocina y para expulsarlos por un conducto de ventilación. Este tipo de campana elimina las partículas flotantes por completo; siempre y cuando realices el mantenimiento adecuado. Si tu casa cuenta con conducto, su instalación es fácil; pero si no es el caso, vas a necesitar hacer una pequeña obra.

Campana de Recirculación

Lo bueno de esta campana es que no tiene conductos de ventilación, por lo que su instalación es muy sencilla. Con una campana de recirculación, el aire se depura a través de su filtro (normalmente de carbono) que elimina todas las partículas generadas mientras cocinas. Sin embargo, los filtros de esta campana se deben cambiar de forma regular. Si no lo haces, la campana perderá su eficacia por lo que partículas de grasa y olores quedarán impregnados en tu cocina.

A parte de estas dos familias, diferenciadas principalmente por su sistema de ventilación, en BSQ Store contamos con estas dos categorías más:

Campana Convencional

Esta campana es compatible con cualquiera de las dos familias anteriores; hay modelos de ambos tipos. Puedes ahorrar espacio instalándola entre los armarios y fogones (como aparece en la foto) o directamente en la pared (acorde con el diseño de tu cocina).

Campana Decorativa

Este tipo de campana tiene algo más de protagonismo. Es independiente de cualquier mueble, diseñada con la intención de estar a la vista en todo momento combinando con el resto de la cocina. Suele ser de la primera familia (succión), pero existen modelos con sistema de recirculación. Campana de extracción

2. ¿Cuánto tiempo pasas cocinando?

En este mundo hay gente“cocinitas” y otros que no lo son tanto… Si encajas en el primer perfil, significa que pasas horas cocinando y ya sabes lo importante que es una campana de extracción. Podríamos decir que las Campanas de Succión son perfectas para los cocinitas, mientras que las Campanas de Recirculación son recomendables para segundas viviendas (casas vacacionales) y hogares en los que no se cocina a diario.

En cuanto al tamaño, tu campana debería ser un poco más ancha que tu placa de cocina. Aunque existen modelos que no exceden el tamaño de tu placa (campanas decorativas sobre todo), suelen tener la potencia necesaria.

Si hablamos de potencia y ruido, estos factores son clave: no quieres un motor de avión en tu cocina, tampoco una campana con potencia de extracción nula. La potencia de la campana es el resultado de multiplicar los metros cuadrados por la altura de tu cocina y después multiplicar esa cifra por 12.

¿Te preocupa el ruido? Entonces debes saber que las campanas de recirculación son las más ruidosas. Lo ideal es que el sonido se mantenga por debajo de los 35 dB a potencia mínima; y por debajo de los 60 dB a potencia máxima.

Desde BSQ queremos hacer hincapié en la limpieza de la campana, que cuanto más limpia esté, mejor hará su trabajo y sobre todo, con menos ruido. También conviene comentar que a mayor potencia, mayor consumo de energía.

3. Elige una campana de extracción con materiales de calidad.

A la hora de elegir un producto, el material con el que se fabrica es importante; y con la campana de extracción no iba a ser menos. La mayoría de piezas internas suelen ser de distintos metales (cobre, bronce níquel-plata, aluminio, zinc o latón); también se colocan piezas de vidrio templado o madera en el exterior. Y puestos a hablar del exterior, el acero inoxidable es el material favorito. Tanto para campanas como para otros electrodomésticos, el acero inoxidable tiene fama por su fácil limpieza y por su estética.

En cuanto a los componentes de filtración de la campana, debes elegirlos bien. A parte del filtro metálico que incluyen los extractores, el interior cuenta con otro filtro deshechable, hay dos tipos:

Los filtros de grasa se usan tanto en campanas de succión como en campanas de recirculación; mientras que el filtro de carbón es únicamente para el segundo tipo. De cualquier manera, los filtros se han de cambiar periódicamente (cada 2-6 meses según el tiempo que pases cocinando). Si no lo haces, desprenderán olores indeseados y pueden llegar a ser inflamables.

Filtro de Grasa

Este filtro, como su nombre indica, atrapa la grasa que sube por el conducto del extractor con el humo o vapor de tu comida. El filtro metálico se puede lavar, el sintético hay que cambiarlo cada 2-6 meses. Este tipo es el menos común.

Filtro de Carbón

Este se combina con el filtro de grasa para atrapar olores y partículas de grasa creadas en la cocción. Está compuesto por pequeños filtros de carbón que no se pueden limpiar (se cambia cada 4 o 6 meses).

Si usas mucho la freidora o asas mucho, los filtros de tu campana se saturarán rápido (independientemente del tipo de extractor). Algunas marcas incluyen estos filtros con la compra de la campana, de no ser así, asegúrate de comprarlos a parte.

4. ¿Cómo limpiar la campana de extracción?

Si quieres prolongar la vida de tu campana, evitar evitar averías y malos olores, necesitas limpiar la campana de forma correcta y habitual. Te explicamos como limpiar los filtros, el interior y exterior punto por punto.

Filtros

Para poder limpiar o cambiar los filtros debes saber como desmontar y montar tu campana, por eso te recomendamos que guardes el manual de uso. Si tienes lavavajillas, con un ciclo de lavado bastará para limpiar los filtros metálicos de tu campana (los filtros de grasa y carbón se cambian, no se limpian). En caso de que no tengas lavavajillas, pon los filtros en remojo dentro de un barreño con agua caliente y desengrasante, cuando veas que la grasa se reblandece, eliminala con un cepillo o esponja.

Ojo: No coloques los filtros hasta que estén secos y el interior de la campana esté limpio.

Interior

Esta puede ser la parte más costosa de la limpieza, debes retirar los filtros para poder acceder al interior. Una vez tengas vía libre, rocía el interior con tu producto desengrasante favorito y espera a que la suciedad se reblandezca; a continuación, con una bayeta o esponja retira la suciedad. Repite el proceso tantas veces como haga falta, asegúrate de dejar el interior como una patena, tu extractor lo agradecerá.

Ojo: Es importante realizar bien la limpieza del interior. Al ser la parte menos visible, es más fácil que acumule suciedad, gérmenes y bacterias.

Exterior

Limpiar el exterior es lo más fácil, únicamente necesitas saber el material de la campana para usar el producto de limpieza correcto. Cuando lo tengas, desenchufa la campana para evitar calambres y cortocircuitos (cuando pases por los botones); a partir de ahí, con ayuda de una bayeta, limpia siempre en la misma dirección para evitar ralladuras y conseguir el aspecto que buscas.

Ojo: No rocíes los botones con ningún líquido, con pasar la bayeta húmeda bastará. Si tu campana tiene partes de cristal, plástico o madera, usa los productos correspondientes.

5. Conclusión: elige tu campana de extracción siguiendo estas pautas.

  1. Según su familia: averigua si tienes la cocina adaptada a una campana de succión, si es posible adaptarla o si únicamente puedes optar por una campana de recirculación.
  2. Estética: Asegúrate de que la campana que te gusta está en sintonía con el resto de la cocina.
  3. Tamaño y potencia: Que sea un poco más grande que tu placa y con potencia suficiente para tu cocina (explicado en el punto 2).
  4. Ruido: Que se mantenga entre los 30 y 60 decibelios.

En BSQ tenemos los mejores modelos de campanas de cocina, te ofrecemos asesoramiento personalizado, envío e instalación gratis; además te retiramos el viejo electrodoméstico y lo llevamos a un punto de reciclaje especializado (Adalmo) si lo deseas. Sin trucos ni letras pequeñas, queremos ayudarte a conseguir el producto que mejor se adapte a tus gustos y necesitades, con un trato directo y personal. ¡En BSQ queremos ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el Chat