fbpx

Mantenimiento de tu nevera

Orden

La nevera es uno de los electrodomésticos más importantes de cualquier hogar, pero… ¿Sabías que una cuarta parte de las intoxicaciones alimentarias se producen por una refrigeración inadecuada de los alimentos? Es por eso que el mantenimiento de tu nevera es algo de suma importancia, al igual que mantener una temperatura adecuada y estable.

Si hay un electrodoméstico que necesita un extra de cuidados y limpieza, es el frigorífico. Para hacer una limpieza correcta, debes desenchufarlo , sacar los alimentos de su interior, y limpiar a fondo todas las baldas y cajones. La mejor forma de limpiar todas las partes de una nevera es un trapo con mezcla de agua, jabón o lejía. Piensa que no es necesario el uso de productos químicos especiales, cuanto más simples sean los productos que emplees, menos olor a químico se le quedará a tu nevera. Y si te preguntas cada cuanto debes limpiar este electrodoméstico, que sepas que una limpieza a fondo cada dos o tres meses será más que suficiente!

Otras recomendaciones de los fabricantes es mantener un orden en la nevera, la gran mayoría coloca los alimentos al tuntún, algo que no debes hacer. Los alimentos como la fruta y verdura, o carnes y pescados, requieren una mayor refrigeración, por ello debes colocarlos en la parte más baja de la nevera (también la más fría). Las baldas del medio son adecuadas para alimentos de tipo embutido, lácteos y similares. Las baldas superiores y los estantes de la puerta sirven mayoritariamente para colocar huevos, mermeladas, mantequilla, refrescos… Fíjate también en la fecha de caducidad de tu comida, y procura poner los alimentos que caduquen antes en la parte delantera de la balda. Otro error común es amontonar los alimentos encima de otros, pues esto supone una refrigeración menos eficiente de los alimentos.

En el caso de que tengas sobras de comida, o te prepares la comida de la semana por adelantado, asegúrate de que los recipientes que utilices estén bien sellados. Es mejor si los recipientes que usas son herméticos y de cristal, pues algunos recipientes de plástico pueden contener Bisfenol-A (BPA),un compuesto orgánico nocivo para nuestra salud. A parte, los recipientes de cristal herméticos se pueden calentar fácilmente en el microondas, incluso del horno si así lo prefieres. Si es cierto que algunos recipientes de plástico pueden calentarse en el microondas, pero dejan un sabor extraño en la comida.

Temperatura

Cada modelo de nevera puede tener un distinto sistema para regular la temperatura. Los más modernos cuentan con un panel táctil o botones; los más antiguos, y algunos más actuales, pero económicos constan de una rueda para regular el termostato.

En el caso de las neveras más actuales, es mucho más sencillo ajustar la temperatura, también hay que decir, que lo hacen de forma más eficiente que los modelos de antaño. Es por esto que la temperatura recomendada para el interior de un frigorífico se mantenga entre 3 a 5 grados, en el caso del congelador, se recomienda una temperatura de -16 grados. Aunque el rango de temperatura con el que cuentan las neveras está entre 2 y 8 grados, y de unos -16 a -24 en el congelador, has de procurar que la temperatura sea la recomendada y se mantenga así de forma contante.

¿Qué podría producir alteraciones en la temperatura interior? Por ejemplo, introducir alimentos recién cocinados y aún calientes en el frigo, dejarte la puerta abierta, o cargarlo demasiado. Es importante que si almacenas comida cocinada en el frigorífico o congelador, esta esté ya a temperatura ambiente o fría; pues todos los factor que mencionamos perjudican tanto a los alimentos del interior, como a la nevera. En el caso de la comida, esta se conservará peor, por lo tanto, caducará antes. En el caso de la nevera, esta consumirá más energía, lo que supondrá un mayor gasto para ti.

Como has podido ver, hay varias claves para el mantenimiento y longevidad de tu frigorífico. La principal es el mantenimiento de una temperatura óptima, como también la limpieza adecuada y mantener un orden en el frigorífico.

Desde BSQ, esperamos que este blog te haya servido. Y si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos. ¡Queremos ayudarte!

Abrir el Chat